junio 18, 2017

Domingo 19.

19 junio 17

Ahora empiezo a hacerme las preguntas que me rondan los domingos.

Que va a pasar con mi vida, qué será de mi cuando me quede solo, cual será la terrible enfermedad que me va a dar, voy a morir de viejo o como los protagonistas de las caras de la muerte.

?

Como sea, lo que me está pasando ahora es como si nunca me hubiera sentido vivo, como si toda esta vida se compusiera de los momentos que no fueron como yo quería que fueran.

Y apuesto a diario. Y tengo unas actitudes raras. He hecho cosas raras.

Tengo una vida bastante relajada en estos momentos. Mi mayor causa de estrés es no tener una causa para el estrés. Mis amigos ya llegaron a ese puerto que está al final del señor de los anillos, cuando zarpan a una especie de paraíso y los que se quedan atrás, bueno, se quedaron atrás. Todos están adquiriendo un compromiso con la vida. Se compran bienes que los hacen endeudarse durante muchísimos años. Tienen hijos por que corresponde. Tendrá que ser siempre así?, corresponderá salir del colegio, entrar a la universidad, pololear, trabajar,  viajar muy lejos, casarse, comprar una casa, tener un hijo, seguir trabajando, emprender, tener otro hijo, pagar las deudas, trabajar, hacer una familia, trabajar, ver a los hijos irse y darse cuenta de que lo que queda de tu vida es trabajar, dejar de trabajar, malcriar nietos y morir.


No corresponde.

junio 17, 2017

Tigres.

2 Junio 17

Veo lo que tengo que tengo que hacer justo frente a mi.
A cada rato.
Mientras trato de calentar mis dedos para escribir este poema.

Mis manos ateridas encienden el motor de una emoción movida por la culpa.
La medicina está haciendo medicina y la veré -como siempre- más rato para que lo arregle todo.
Ahora voy donde mi familia.
Todo pasa cuando estoy allá, y por eso necesito prepararme.
Necesito pensar.
Necesito tener un modelo de persona que no se sienta vulnerada en sus sensaciones más básicas (las de la niñez) durante tres días.

Esto ya no es un poema.

Tengo una cosa que escribí por ahí.
Una especie de diario.
Voy a agregar esto ahí.

Y me acabo de dar cuenta de que mis pensamientos son cortos, precisos, como un slogan. Y la idea es pensar en prosa y escribir en verso y no al revés.

No tengo muy claro cual es la idea de cómo se supone que tengo que pensar.

Confuso y aterrado por las cosas que están dominando nuevamente mi vida.
Esa es la respuesta que traigo puesta.
No pensé que estos problemas se iban a repetir.

Me sorprendí de pronto contemplando la vida como a alguien al que ya le pasó esto y te advierte por donde ir.
Me vi parado frente a la misma piedra pensando si tropezar en ella o no.

Me sentí en el momento película de la vida.

diciembre 11, 2013

11-12-13



Idea:
Dios hizo un mundo perfecto y bello en su génesis.
Pero las cosas salieron mal eventualmente.
Tuvo que haber estado volado cuando lo hizo.


--


No puedo sintonizar las emociones que me agobian por culpa de la falta de convicción y moral.
Falta de entusiasmo y fuerza de voluntad.

No puedo organizar una vida que tenía lista desde que era un niño y sabía todo en lo que me convertiría.

Cada vez que me interno en esto resulto herido, pero satisfecho.
Es como si la poesía me hiciera a mí y no yo ella.
¿Poesía?

Hace tiempo que no considero estar escribiendo poesía.
Hace mucho tiempo ya que no concibo estar escribiendo cualquier cosa.
Quizá me interesa demasiado lo que dice el mundo de mi vergonzosa vida.
O tal vez no les interese en nada y ese temor es aún peor.

No creo que sea bueno sentir de esta forma.

--

Me acuerdo cuando escribía cosas que aun entiendo.
Me acuerdo bien.
Me gusta esa persona, y en realidad no es tan diferente al de ahora.
Supongo que él me hizo.
Él me creó con su accionar diario.
No tengo la sensación de que nos llevemos tan bien.
Pero tampoco quiero abandonarlo.

Me parece que al final de cuentas lo que importa es justamente ese tiempo que nos separa.
Y la frialdad que logramos romper.

marzo 25, 2013

Reboot



La real asunción de lo que está pasando con mi vida.
La forma de ver cómo me derrumbo OTRA VEZ!!
No hay forma de recuperar lo perdido, y ponerse a trabajar en el pasado es como ver una película vieja y mala, cuando lo que importa realmente es el futuro.
Recuerdo a Bob Dylan, 'get busy living, or get busy dying..'
No soy tan malo como para no merecer otras oportunidades, pero tampoco tengo 17 años (que parecieran haber ocurrido ayer).
Otra vez tengo la mandíbula apretada y me creo los personajes de las películas que veo, aunque eso ya no dura tanto.,
Tener 30 años no se está pareciendo en nada en lo que pensé que sería cuando tenía 5 o 10 años.
Ni siquiera tengo la barba que quería,
Al parecer me voy a tener que esforzar mucho más de lo normal por lograr las cosas que quiero, y -muy lamentablemente y a mi pesar- tendré que esforzarme muchísimo por obtener lo que NO quiero.

El enigma de la vida solo me va dejando recados que no logran hacerme sentir la mitad de lo que quisiera, sin embargo estoy en una posición muy cómoda que me haría lamentar de sobremanera la perdida de algo, cualquier cosa...empezando obviamente por la vida de los que amo y me rodean.
¿Que me queda hacer entonces sino tratar de estar ocupado viviendo y no caer en la tentación de vivir ocupado muriendo y a cada rato?

La reflexión tiene que ver con la poca monta de mis acciones y la majestuosidad de mis anhelos.


agosto 15, 2011

Punto Aparte

Tengo todo a mi alrededor.

Miro sobre mis hombros, y la acicalada noche me entrega una lista de las cosas que he logrado.

Solo faltan una par de ellas y me doy cuenta ahora de que son justamente por las cuales me he estado quejando los últimos años.

Nunca me sentí bien conmigo mismo, y me escondí en vicios privados, ocultos hasta para mi conciencia, objetados por mi moral y al límite de la propia ética.

Me doy cuenta de eso ahora. Encuentro la respuesta en el fondo de todo. El que toco con la palma de la mano abierta.

No sirvieron los golpes ni los sermones.

No sirvió otra cosa que el remezón personal. Y ya no deseo sino que llegue la hora de la verdad. Aquella que aterra. Aquella que me hará enfrentarme al desafío final.

Mi mejor amigo tenía razón, la cosa era al revés. Yo debo adelantarme a los hechos.

Ahora estoy demostrándole como tiene que funcionar todo.

El mal se ubica frente a mí, y me invita.

No creí tener nunca las fuerzas para desencantarme de él.

Y hoy, quizás hasta lo logre.

Quiero que esto sea mi rendición.

Quiero que esto se transforme en mi confesión.

Quiero poder por una vez y por todas sentirme exitoso, y más importante aún, capaz.

Ya sé lo que está haciendo, y siento su compañía.

Me pongo entonces, a la altura.

Y respondo...esta vez bien.